Castillo Ygay Blanco Gran Reserva Especial - CONSULTAR EXISTENCIAS

495,00 €

Impuestos incluidos

Disponibilidad:En Stock

Descripción corta

Castillo Ygay Blanco Gran Reserva Especial 1986, una auténtica joya elaborada por Marqués de Murrieta, ha obtenido los 100 Puntos Parker, convirtiéndose en el primer vino blanco de la historia de España en alcanzarlos y coronándose como el Emperador de los vinos de España.

Tras ser catado por Luis Gutiérrez, el crítico responsable de la publicación de Robert Parker ‘The Wine Advocate’ en España asegura que se trata de “uno de los mejores vinos blancos que he probado en toda mi vida”. Castillo Ygay Blanco Gran Reserva Especial 1986 se alza así como el único vino que alcanza la máxima puntuación, una proeza más difícil aún si cabe al tratarse de un vino blanco.

Este hito no sólo marca un antes y un después en la historia de los vinos españoles, sino que también pone en relieve el trabajo constante, serio y honesto que siempre ha caracterizado a Marqués de Murrieta y a la familia Cebrián-Sagarriga que lidera el proyecto. A punto de cumplir los 165 años desde su nacimiento, la primera bodega de Rioja, presidida por Vicente Cebrián-Sagarriga, Conde de Creixell, sigue más viva que nunca.

Etiqueta

CASTILLO YGAY BLACO GRAN RESERVA ESPECIAL 1986

Viñedos Propios: 300 Hectáreas en torno a la bodega.
Variedades de Uva: 97% Viura, 3% Malvasía
Periodo de Crianza en Barrica: 252 meses en Barricas de Roble Americano (225 L) y 67 meses en despósito de cemento
Temperatura de Servicio:14-15ºC.
www.marquesdemurrieta.com
75CL - 13.5% Volumen.
Elaborado y embotellado por Marqués de Murrieta, S.A. Logroño España.
Denominación de Origen Calificada RIOJA.
Contiene sulfitos.

  • Viñedo PropioViñedos muy viejos de la Finca Ygay. Los viñedos de Ygay ocupan una
    superficie de 300 hectáreas circundantes a la bodega, en la Rioja Alta,
    con una diferencia de altitud desde los 320 metros a los 485 metros.
  • Variedades de Uva97% Viura, 3% Malvasía
  • Vendimia ManualDio comienzo en los primeros días de Octubre, con ritmo lento y
    progresivo. Las condiciones climatológicas así lo aconsejaron y ayudaron
    al desarrollo óptimo de la uva. La variedad viura, de racimo grande, fue la
    primera en vendimiarse, alcanzando en ese momento un buen estado de
    madurez. Con graduación de 13,5º y contenido en acidez alto, dio lugar a
    un vino de calidad muy buena, adecuado para su posterior crianza en
    barrica y botella
  • VinificaciónEl racimo entero es estrujado y posteriormente prensado en prensa vertical
    de madera de doble husillo. Fermentación en el castillo en los tinos de
    madera de 18.000 litros (80 barricas cada uno).
  • Proceso de Crianza252 meses en barrica de roble americano (225L) y 67 meses en despósito de cemento
  • MaridajeJamón Ibérico de Bellota, capón relleno, becada al horno, quesos
    trufados, carnes blancas de ternera, kokotxas de merluza red.

Esta añada 1986 vió la luz en una venta anticipada limitada que fue embotellada en 1992 y que se vendió alrededor de 1995, y algunas botellas todavía podrían encontrarse en el mercado. Pero la mayor parte se mantuvo sin embotellar en la bodega, en barricas de roble durante 21 años, seguido de unos seis años en cubas de cemento hasta que se embotelló. Tiene un 13,5% de alcohol, un pH extremadamente bajo de 2,98 y 6,75 gramos de acidez (tartárica). En nariz es muy sutil y un poco tímido, un poco cerrado en un primer momento. Sólo se embotelló hace un año y medio, y no es una locura decir que el vino se está mostrando muy joven. El vino se muestra más abierto al día siguiente, cuando se van desarrollando algunos matices de champiñones y té de verbena. Es sobre todo Viura, con un poco de Malvasía Riojana (también conocida como alarije). En boca es potente y elegante, con una excelente acidez y gran longitud, volumen y nitidez, con un toque mineral y un acabado con umami. Te llena la boca, hace cosquillas al paladar y te hace la boca agua. No hay nada negativo sobre este vino; no hay exceso de roble, no hay nada que mejorar... ¡tal vez la botella utilizada! Creo que este es un vino perfecto. Se muestra cada vez más y más joven con el tiempo en la copa; parece estar cada vez más centrado y más nítido, y no tengo ninguna duda de que el vino evolucionará y durará un tiempo muy, muy, muy largo en botella. Dejé la botella abierta durante casi una semana y el vino no varió absolutamente nada – no hubo oxidación ni ningún otro signo de fatiga. Habiendo probado muchas otras cosechas, incluyendo el también perfecto 1919 (que sigue en su máxima expresión a la edad de 97), no tengo ninguna duda de que estamos hablando de un blanco para los próximos 50 años. Mirando cosechas más antiguas, incluso podría estar subestimando su vida útil. Potencialmente la próxima añada podría ser la de 1998, en no menos de diez años. adecuado). El vino es simplemente impresionante.